Editorial

Acuerdo para el Presupuesto 2021

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

n un escenario político escaso en noticias alentadoras, el acuerdo alcanzado este fin de semana en la comisión mixta del Congreso para despachar el Presupuesto 2021, un día antes de cumplirse el plazo legal, entrega un bienvenido respiro. Hace sólo una semana este diario señalaba cuán áspera había sido la etapa previa de discusión en ambas cámaras, en medio de un clima políticamente crispado que hacía muy difícil un debate constructivo y acercar posiciones. Que gobierno, oficialismo y oposición establecieran luego un ánimo más dialogante evitó una potencial crisis.

Imagen foto_00000002

Este punto merece destacarse. Lo cierto es que el ambiente para la negociación política está cruzado por factores de distinto tipo que alientan —en todos los sectores— las posturas maximalistas e inflexibles: el cuadro posplebiscito y la próxima convención constituyente; las intensas dinámicas electorales del año que se acerca; la acalorada discusión en torno al segundo retiro previsional adelantado; la prevalencia de disturbios y otros episodios violentos; la crisis económica generada por la pandemia. Contar con una ley de presupuesto resulta crucial para concentrar esfuerzos.

Que se acordara reponer los $ 665 millones que pedía el Gobierno para la oficina de Gestión de Proyectos Sustentables, cuyo objetivo es agilizar proyectos de inversión que se estiman prioritarios, es particularmente positivo en el actual escenario económico. También lo es que se aprobara redestinar recursos desde programas mal evaluados a otros con mejor desempeño o más necesarios en esta coyuntura.

Por último, como indicó a este diario el director de Presupuestos, es destacable que el proyecto aprobado contemple márgenes de flexibilidad para reasignar partidas de gasto hacia medidas de emergencia en caso de una eventual “segunda ola” de Covid-19, como la han visto numerosos países. Todo sugiere que el virus es una realidad que seguirá demandando esfuerzos —públicos y privados— en el futuro previsible.

Lo más leído

DF Multimedia