×
Editorial

Chile, centro financiero: un poco más cerca

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000001

l objetivo de que Chile se convierta en centro financiero ha sido planteado, por gobiernos de distinto signo, en reiteradas ocasiones por casi dos décadas. El actual Ejecutivo lo hizo a su vez a poco de asumir, cuando el ministro de Hacienda anunció que se analizaba “remover una serie de obstáculos que dificultan a Chile ser centro financiero regional”, muchos de ellos de tipo administrativo. Ese objetivo se volvió más cercano ayer en el marco del Chile Day, en Londres, cuando el mismo secretario de Estado comprometió enviar un proyecto de ley al Congreso en no más de seis meses.

La iniciativa contiene diez ejes que, en esencia, buscan darle mayor flexibilidad y movilidad al mercado financiero chileno, con el fin de facilitar —e incentivar— la entrada de inversiones y las operaciones de negocios. Varias de las medidas tienen que ver con simplificar y agilizar procedimientos que introducen rigideces innecesarias a las operaciones, por lo que su implementación debiera ser relativamente expedita. Otras requerirán cambios legales, pero su potencial es considerable, en particular las relativas a “eliminar asimetrías impositivas”, ya sea entre inversionistas locales y extranjeros, o entre operaciones similares que se realicen en el mercado de capitales.

Esta agenda fue elaborada con el aporte del sector privado, y en más de un sentido se ve complementada por tres líneas que impulsa el Banco Central y que también fueron anunciadas ayer desde Londres: sistema integrado de información de derivados; simplificar y modernizar la regulación cambiaria; e incorporar al peso chileno al Continuous Linked Settlement.

La positiva reacción a los anuncios de expertos y actores del mercado da cuenta del potencial que advierten en ellos para las inversiones, el empleo y el crecimiento. En efecto, el sector financiero puede hacer un aporte aun más sustancial al desarrollo del país si se perfeccionan sus instituciones y su funcionamiento.

Lo más leído