Editorial

Cotizaciones vía consumo: una idea muy interesante

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000002

l financiamiento de la vida pasiva es, sin duda, un problema para todos los países. Los sistemas de pensiones están fuertemente desafiados, no sólo por el significativo aumento de las expectativas de vida, sino también por los cambios en las formas de trabajo, muy distintos a cuando un trabajador formaba parte de la misma empresa durante parte importante de su vida laboral.

Imagen foto_00000001

Es bastante evidente que ya no podemos entregar la responsabilidad de las cotizaciones solamente a los empleadores, sin un mayor involucramiento del trabajador en su probablemente larga vida como pensionado. La única forma de resolver el problema es crear conciencia de que no sólo tenemos que preocuparnos de nuestro consumo presente, sino también del consumo futuro. Eso significa ahorrar, lo que finalmente va en beneficio de todos, ya que ese ahorro permite inversión, creación de empleo y mejores salarios hoy.

En este contexto es que la idea de cotizaciones vía consumo parece muy positiva, no sólo porque permite aumentar el ahorro, sino también porque enlaza directamente las decisiones de consumo presente con el consumo futuro. China ya ha iniciado esta política, y en España existen también experimentos similares, como consignamos en nuestra edición de ayer.

En Chile, esa idea fue planteada hace un tiempo por el entonces ministro de Hacienda, recibiendo una buena acogida por parte de los técnicos. La introducción masiva de la boleta electrónica hace posible este proceso a través del RUT del comprador. Es factible también que, para aquellos sectores de bajos ingresos, estas cotizaciones sean devueltas por el Estado a través de subsidios directos. Dicho de otra forma, cotizaciones directamente pagadas por el Estado en función de los niveles de consumo.

Aunque por supuesto sería necesario profundizar y estudiar en detalle una propuesta de este tipo, lo importante es buscar mecanismos novedosos para que las personas puedan contar con recursos durante su vida pasiva. Mecanismos como el señalado, más que reemplazar el sistema que tenemos, podrían ser un aporte adicional al necesario ahorro para la vejez.

Lo más leído

DF Multimedia