×
Editorial

Macron no le debe nada a nadie, más que a sí mismo

  • T+
  • T-

Cuando el exprimer ministro socialista Manuel Valls se ofreció para postularse a un cargo por el partido del nuevo presidente francés, el equipo de Emmanuel Macron le respondió que ellos no se dedican al reciclaje.

El líder independiente de centro que arrasó en las elecciones presidenciales repitió este fin de semana su triunfo con su nuevo partido, La República en Marcha, imponiéndose por una amplia mayoría en la primera ronda de las elecciones legislativas y asegurando un claro mandato en la segunda vuelta, el próximo domingo.

Macron está viviendo todavía su luna de miel. Su popularidad es alta. Su desempeño en las cumbres internacionales ha sido alabado. Y todo indica que tendrá un parlamento a su favor.

Pero lo más importante es que Macron ha logrado todo esto por sí solo. No le debe nada a ningún aliado político, ni a ningún otro partido.

Por primera vez en décadas Francia tiene un presidente que cuenta con una clara posibilidad de sacar adelante una agenda de reformas para reactivar la economía. Y el éxito de Francia puede ser también un triunfo para la Unión Europea, con los expertos apostando a que el mandato de Macron fortalecerá la alianza franco-germana.

Lo más leído

DF Videos