×
Editorial

Malas expectativas para la inversión

  • T+
  • T-

La principal sorpresa que mostró el último Informe de Política Monetaria del Banco Central fue la revisión a la baja de la inversión para el año 2017, que pasó de un crecimiento anual esperado de 0,2% a una variación de -0,9%. Con ello, y por primera vez desde que se tiene registro, se completarán cuatro años consecutivos de caída de la inversión, promediando una variación de -1,8% anual, lo que se compara con una tasa de crecimiento promedio de 11% anual durante el gobierno pasado. Lo anterior da cuenta de la compleja situación que vive el país, lo que tiene un evidente correlato en la reducción del ritmo de crecimiento de la economía a un tercio de lo que fuera en el cuatrienio anterior.

La evolución de la inversión responde a un escenario de expectativas que sostenidamente se han mantenido en terreno negativo, muy alimentado por la incertidumbre que introdujeron las reformas económicas anunciadas e implementadas.

Sin duda, una reforma tributaria que eleva el costo de capital, una reforma laboral que amenaza con paralizar la actividad productiva y el debilitamiento de los derechos de propiedad que conllevan reformas como la modificación al Código de Aguas o la anunciada reforma constitucional, no han ayudado a mejorar el ambiente para la inversión.

El desafío hacia delante es, por tanto, sustancial puesto que de no repuntar la inversión difícilmente se logrará redinamizar la economía. Es así como, medidas que busquen impulsar la inversión privada y pública, que mejoren la regulación y eliminen trabas, y otorguen certeza jurídica a la inversión serán más que bienvenidas.

Lo más leído

DF Videos