×
Editorial

Reajuste plurianual del salario mínimo

  • T+
  • T-

Imagen foto_00000001

egociar cada año o buscar una fórmula que permita extender los acuerdos por dos o tres ejercicios consecutivos. La idea planteada por Hacienda sobre fijar el salario mínimo por un período que vaya más allá de un año abre otra vez el debate respecto de la conveniencia de estas opciones, y la respuesta, también una vez más, no es evidente.

A primera vista, tiene de beneficioso que da mayor certidumbre a los agentes económicos respecto de uno de los parámetros más cruciales, como es el de las remuneraciones, pero al mismo tiempo hace más rígida la respuesta de esos mismos agentes ante eventuales tropezones de la economía.

La autoridad ha puesto el asunto sobre la mesa y ha hecho un llamado al diálogo a los dirigentes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). Podría sumar a otras organizaciones sindicales a estas conversaciones y también, claro, consultar a especialistas.

Pareciera ser que la clave para que se logre establecer un mecanismo eficiente tanto para empleadores y trabajadores, como también para la actividad económica, es que cuente con adecuadas “cláusulas de salida” que sirvan de seguro ante los vaivenes macroeconómicos o financieros y, como contrapartida, que posibilite emprender una negociación que considere más aspectos que el solo salario.

Una negociación plurianual puede ser una alternativa atractiva para el gobierno, sobre todo en un entorno de discusiones en otros ámbitos que se anticipan agitadas, como la laboral, la tributaria y la de pensiones. Ya hubo dos experiencias sobre este tipo de acuerdos en el pasado y de ahí pueden extraerse lecciones.

Lo más leído

DF Videos