DF TAX

FMI advierte sobre riesgos de guerras tributarias si no se aprueba un impuesto corporativo global

La directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, aseguró que se necesita urgentemente una reforma al sistema internacional para reducir los efectos perjudiciales de la competencia fiscal.

Por: Montserrat Toledo | Publicado: Martes 4 de mayo de 2021 a las 12:21 hrs.
  • T+
  • T-
Reuters
Reuters

Compartir

A medida que la nueva administración en Estados Unidos y otras grandes economías recurren a alzas de impuestos para hacer frente a los costos de la pandemia e impulsar una nueva fase de crecimiento, aumentan los llamados también por un acuerdo global para gravar a las empresas y evitar así que eludan sus compromisos tributarios trasladando utilidades entre distintas jurisdicciones.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos Janet Yellen reflotó la idea hace un mes al defender la necesidad de establecer un acuerdo tributario global que aplique un gravamen mínimo de 21% para las empresas en todo el mundo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) respaldó la idea en su momento, y hoy dio un nuevo espaldarazo a la iniciativa, en el lanzamiento de su libro "Impuestos sobre la renta corporativos bajo presión: por qué es necesaria una reforma y cómo podría diseñarse".

En la presentación del documento, la directora gerenta de la entidad, Kristalina Georgieva, planteó que "como administrador del sistema financiero internacional, el FMI ha reconocido desde hace mucho tiempo nuestro deber de promover impuestos corporativos globales que apoyen los negocios productivos y sean justos para nuestros estados miembros", algo, a su juicio, "especialmente importante" para los países en desarrollo de bajos ingresos.

En un crudo diagnóstico, Georgieva criticó que "el sistema internacional de impuestos corporativos se ha vuelto igualmente oscuro y distorsionado", pero destacó que "tenemos una oportunidad especial este año para traerle la luz de la simplicidad y la justicia. Debemos estar a la altura de las circunstancias".

En medio de las crisis del Covid-19 y del cambio climático, la autoridad señaló que "estas necesidades urgentes, combinadas con un espíritu renovado de multilateralismo, nos brindan una oportunidad única para repensar y arreglar el sistema tributario internacional, para crear un sistema que sea verdaderamente adecuado para el siglo XXI".

En su opinión, un impuesto global corporativo "se necesita urgentemente para evitar, en el futuro, el riesgo de caer en una espiral caótica de guerras tributarias o comerciales en la que todos pierdan".

Por lo mismo, indicó que el FMI apoya "plenamente" el marco inclusivo de la OCDE sobre erosión de la base y transferencia de beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés), que involucra a 139 economías en las negociaciones. Y, además, respaldó nuevamente la iniciativa de Janet Yellen de impulsar las conversaciones dentro del G20.

"Este tipo de enfoque multilateral es la única manera de garantizar que las empresas multinacionales altamente rentables paguen impuestos suficientes y los paguen a los países en los que tienen una participación significativa, incluidos los países en desarrollo de bajos ingresos", dijo, precisando que "somos particularmente optimistas con respecto a un acuerdo global sobre impuestos sobre la renta de las empresas en 2021".

Algunas propuestas
A modo de resumen, la directora gerenta recordó que los "gigantes de internet" y otras empresas evitan impuestos colocando valiosos activos intangibles en países con impuestos bajos, y a partir de ello transfiriendo las ganancias. Frente a esto, el libro explora iniciativas para gravar parcial o exclusivamente a las empresas en el lugar donde se encuentran sus consumidores finales, en lugar de hacerlo solo en el lugar donde se produce o donde reside legalmente la firma.

"Esto crea algunos riesgos, pero sería más justo en una economía digitalizada y reduciría la competencia fiscal perjudicial", dijo Georgieva, agregando que "otra solución es una nueva forma de distribuir los beneficios de las multinacionales entre países".

Según explicó, actualmente las empresas separan las cuentas de las entidades relacionadas y actúan como si todas fueran independientes, por lo que el libro sugiere que se podrían consolidar las ganancias de un grupo multinacional y distribuir las ganancias a los países en función de factores como el empleo, el capital o las ventas en cada país.

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Multimedia