Dalibor Eterovic

Política pública sin brújula

Dalibor Eterovic Managing Director & Economist The Rohatyn Group (TRG)

Por: Dalibor Eterovic | Publicado: Martes 28 de julio de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Dalibor Eterovic

Dalibor Eterovic

Después de la aprobación del proyecto de retiro del 10% de los fondos de pensión, uno de los operadores de mercado con los que trabajo me dijo “cuando las tasas largas suben y la bolsa cae, sabes que estás haciendo algo mal”. No tengo su confianza. Él no había seguido de cerca el debate parlamentario.

No me voy a enfocar en analizar los efectos de esta ley sobre las pensiones futuras. Para eso hay expertos que han estudiado el tema por años y que, lamentablemente, el Congreso prefirió ignorar. Había mejores maneras de ayudar a aliviar las dificultades que muchos enfrentan. Me interesa analizar el rol del Banco Central, que anunció que iba a desplegar su arsenal de políticas para mitigar los efectos que el rebalanceo de los portafolios de las AFP pudiera causar sobre la estabilidad financiera.

Imagen foto_00000002

¿Debe un banco central independiente mitigar los efectos de una mala política económica? La respuesta es un inequívoco “sí”. En particular en la situación chilena, movimientos rápidos en un portafolio tan grande como el de los fondos de pensión relativo al mercado local pueden generar efectos sobre los precios de activos financieros, debido a factores de liquidez que van más allá del cambio en los fundamentos económicos. Sin embargo, hay al menos dos consideraciones importantes de mencionar.

Primero, distinguir entre efectos transitorios sobre precios por liquidez y cambios permanentes en elloos por malas políticas económicas, no es fácil. ¿Cuánto de la caída inicial en el IPSA es porque las AFP deberán salir a vender en las próximas semanas o por aumento del premio por riesgo de la bolsa, dada la anormalidad del proceso legislativo y sus efectos sobre la deuda publica contingente?

Segundo, los efectos sobre la liquidez del mercado financiero son un resultado de la política misma y por lo tanto debiesen de haber sido considerados por los parlamentarios al momento de diseñarla. Hace algunos meses, cuando el Presidente Trump estaba amenazando a China, Europa y a quien se le cruzara por delante con tarifas con negativos efectos para el comercio mundial, Bill Dudley, un respetado economista, escribió una polémica columna de opinión argumentando que la FED, al bajar tasas para aminorar los efectos negativos de las políticas de Trump, a su vez lo incentivaba a que siguiera con sus malas políticas.

Como era de esperar, las críticas a Dudley vinieron de todos lados y justificadamente. La independencia de un banco central se basa en un mandato con objetivos definidos, técnicos y no políticos. Pero su columna y también la frase del operador se fundamentan en que, en una economía de mercado, los precios entregan información relevante para evaluar si la política económica implementada es buena o mala.

El Banco Central hoy en día no solo fija la tasa de interés de política, sino que también puede comprar bonos bancarios y pronto de gobierno, afectando precios y por tanto las señales en estos mercados. Estas herramientas han logrado hasta ahora mitigar los efectos del retiro del 10% sobre los precios financieros. Lamentablemente, los precios son sólo la brújula de la economía de mercado, mientras la calidad de la política pública es la que a la larga dirige el barco.

Lo más leído

DF Multimedia