Padre Hugo Tagle

El otro importa

Por: Padre Hugo Tagle | Publicado: Lunes 12 de octubre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Padre Hugo Tagle

Padre Hugo Tagle

El Papa Francisco publicó su tercera encíclica, Fratelli Tutti - "Hermanos todos". El título es recogido de un texto de San Francisco de Asís al referirse a toda la humanidad. La firmó el pasado 4 de octubre, día del gran santo italiano, quien, como Santa Teresa de Calcuta, sobrepasa las fronteras eclesiales para ser "ciudadano universal", admirado y seguido en todos los rincones del mundo.

La carta es de lectura obligatoria para quien tenga verdadero interés en el ser humano y su destino. Un texto provocador, desafiante, que nos recuerda una vez más que el mensaje evangélico del amor "llega a todos nuestros 'hermanos y hermanas' que comparten nuestra humanidad común", como lo dice el Papa. El Santo Padre la escribió en medio de la pandemia, drama que ha dejado en evidencia la íntima conexión, fragilidad y vulnerabilidad humana y la necesidad de compasión, amor y esperanza que se fortalece con la fe en Dios.

El Papa invita a reencantar el sentido de la amistad social; la comprensión del otro no como extraño, simple vecino o cercano, sino que "uno conmigo". El otro realmente importa. Somos hermanos, hijos de una tierra y destino común. No hay más salida que comprenderse así, sino queremos caer en el despeñadero de la autodestrucción. Sólo construyendo una historia común, inclusiva y dignificadora, superaremos el drama de una sociedad atomizada y en peligro de destruirse.

Dice el Papa: "La pareja y el amigo son para abrir el corazón en círculos, para volvernos capaces de salir de nosotros mismos hasta acoger a todos. Los grupos cerrados y las parejas autorreferenciales, que se constituyen en un 'nosotros' contra todo el mundo, suelen ser formas idealizadas de egoísmo y de mera autopreservación".

Y este sentimiento de fraternidad se prueba especialmente en la relación con los marginados y pobres: "Sólo la cercanía que nos hace amigos nos permite apreciar profundamente los valores de los pobres de hoy, sus legítimos anhelos y su modo propio de vivir la fe. La opción por los pobres debe conducirnos a la amistad con los pobres". Al final, la fe, el amor, se prueban en la práctica de tender la mano a quien lo necesita. Lo demás es placebo, tranquilizar la conciencia, engañarse posando de bueno.

El Papa nos recuerda que la unidad es superior al conflicto. Cuando apuntamos más allá de nosotros mismos y de nuestros intereses particulares, e incluimos a quienes considerábamos opuestos o enemigos, la unidad alcanzada trae consigo una fuente de vida más fecunda y rica. Debemos salir mejores de esta pandemia. Es el único camino.

Lo más leído

DF Multimedia