Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store

Descargar la aplicación Papel Digital

Android appGoogle Play Available on the App Store
Domingo 23 de Abril, 2017

Diario Financiero

  • Dólar US
  • Peso Arg.
  • Yen Jap.
  • Petr. Brent
  • Plata
  • Gas Natural
  • Bovespa
  • FTSE
  • UF Hoy
  • IPC
  • IMACEC
  • Euro
  • Real Bras.
  • Cobre
  • Petr. WTI
  • Oro
  • IPSA
  • IBEX
  • Nikkei
  • Dólar Obs.
  • UTM
  • IVP
Volver a noticia original

Columnistas

12/04/2017

Las pensiones vuelven al ruedo

Sergio Lehmann Economista Jefe Bci Estudios

  • Por Sergio Lehmann
    Sergio Lehmann

    Sergio Lehmann

    Bien sabemos que es urgente mejorar las pensiones. La tasa de cotización en Chile es baja, considerando que la esperanza de vida ha subido de forma importante en las últimas décadas y que una fracción significativa de trabajadores registra largos períodos sin aportes previsionales. Como resultado, el monto de las jubilaciones resulta muy inferior al salario recibido por un trabajador en su vida laboral, definido como la tasa de reemplazo, que se ubica en 38%. Una cotización equivalente a 15% de la renta permitiría llevarnos a una tasa de reemplazo cercana a 60%, comparable con la de países de la OCDE. Hasta ahí se advierte un amplio consenso entre analistas y políticos. Sin embargo, según lo que ha trascendido de la propuesta que prepara el gobierno, aparecen diferencias fundamentales respecto de quién debería administrar el 5% extra de cotización y cómo ese monto se destina a mejorar las jubilaciones. Pareciera que más que criterios técnicos, han entrado con demasiada fuerza en la discusión las miradas ideológicas.

    Hace algunos meses atrás, a petición del propio Ministerio de Hacienda, el Banco Central preparó un completo análisis del efecto macroeconómico de sistemas alternativos para las pensiones. Este estudio nos muestra, basado en modelos empíricos y fundamentos teóricos, que un sistema de capitalización individual, como el de las AFP, conlleva un aumento del crecimiento económico, el consumo y la inversión. Revela que un sistema de reparto, como el que con tanta fuerza algunos sectores demandan, tiene efectos económicos negativos bajo cualquier circunstancia, con deterioros en el consumo, la inversión y el mercado laboral. Finalmente, concluye que bajo un sistema de ahorro intrageneracional el resultado es ambiguo sobre la economía, dependiente de cómo se entregan los beneficios previsionales. Es claro entonces, que el sistema de capitalización individual es el que debe ser fortalecido. Al mismo tiempo debe ser mejorado el pilar solidario, de modo de elevar las pensiones mínimas y asegurar para todos los chilenos una buena pensión. Pero eso no debería venir de la tasa adicional de 5%, sino que del propio presupuesto del Estado. De otra manera, pasa a ser un impuesto al trabajo con efectos nocivos sobre la economía.

    En torno a quién debe administrar la cotización adicional, es clave focalizarse en criterios puramente técnicos, de modo de asegurar buenas pensiones. Al respecto, las AFP han hecho un buen trabajo. En los últimos quince años, con un sistema bien asentado y una economía modernizada, las AFP han tenido una rentabilidad real entre 4,89% y 6,26%, dependiendo del tipo de fondo que se trate, mientras un bono en UF a 10 años del Banco Central ha rentado 2,67% en promedio en igual período. Esto implica un premio importante. Acorde con ello, plantear que se cree alguna institución del Estado especial para que asuma esa responsabilidad, no tiene fundamento alguno. No debemos perder de vista el objetivo principal de un ajuste al sistema de pensiones.

    Es clave dejar de lado de la discusión factores que escapan del sentido técnico y apoyarse en los análisis bien fundamentados que se han elaborado, los que entregan respuestas sin ambigüedades.

Descargar la aplicación DF Mercados

Android appGoogle Play Available on the App Store