×
Sergio Lehmann

Volatilidad financiera y riesgo político global

Sergio Lehmann Economista jefe Bci Estudios

Por: Sergio Lehmann | Publicado: Jueves 8 de junio de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Sergio Lehmann

Sergio Lehmann

Desde hace unos seis a ocho meses se advierte que la volatilidad financiera medida por el VIX, indicador que captura la variabilidad esperada para el índice accionario S&P500, se encuentra en torno a mínimos históricos. Por su parte, el riesgo político global se sitúa cerca de cifras máximas. ¿Cómo se puede entender esta extraordinaria divergencia?

La baja incertidumbre financiera está capturando en buena parte una liquidez global que se mantiene en niveles nunca antes registrados, respondiendo a lo que fue la crisis de 2008 y cuyos impactos aún se perciben, lo que ha llevado a tasas de interés bajas de manera sostenida. Esto ha abierto un fuerte apetito por invertir en activos más riesgosos, con la consecuente caída en la volatilidad de los precios de activos. Al mismo tiempo, hemos visto un aumento en las tensiones políticas a nivel global como nunca antes. Esto se mide a partir del índice que elabora Baker, Bloom & Davis, que mide la frecuencia con que se repiten en la prensa términos como incertidumbre política, discrepancias en proyecciones o diferencias en materia fiscal. En EEUU, tras la irrupción de Trump como un actor político relevante, el riesgo en esta economía muestra un salto significativo. En Europa el fortalecimiento de agrupaciones políticas nacionalistas y contrarias a la globalización elevó la tensión. Se ha visto, no obstante, algún alivio tras las elecciones en Francia, que instalaron un presidente con un fuerte mensaje europeísta. En Brasil se advierte un aumento de gran magnitud en el riesgo político, debido a la posibilidad de que su presidente haya obstruido la investigación en graves casos de corrupción. Agregando los registros para todos los países de la muestra, se tiene que el riesgo político global es elevado. Para ver cómo podría evolucionar esta discrepancia se plantean un par de hipótesis. La primera es que nos hemos acostumbrado a convivir en un escenario político complejo. Una segunda posibilidad apunta a que debería haber un ajuste, que vendría de un aumento en la volatilidad en los mercados financieros o de una moderación en el riesgo político. Esta segunda alternativa sería la más deseada, pero es difícil que ocurra. A nivel global, los grupos extremos contrarios a la globalización o a mercados más flexibles, se han potenciado. En EEUU las políticas de Trump contienen más dudas que certezas. Más bien pareciera que los riesgos políticos se sostendrán y que los mercados financieros se han acomodado a esta realidad. ¿Es esto sostenible? Mientras no hayan cambios disruptivos importantes, sí. Las autoridades económicas en el mundo desarrollado han optado por implementar estrategias de política que no lleven a incrementos peligrosos en los riesgos financieros, manteniendo una alta liquidez en los mercados y cuidando de ir transmitiendo con especial cautela sus decisiones.

Lo más leído

DF Videos