BCI

La importancia de un mercado laboral más equitativo para la economía

“La igualdad es importante para el desarrollo económico y, a su vez, la participación de la mujer es parte de la ecuación de crecimiento, estabilidad y mejores oportunidades”.

BCI PRESENTA
BCI
  • T+
  • T-
Francisca Pérez, Economista Senior Bci.

Compartir

Uno de los avances que se han observado en Chile durante los últimos 10 años es un aumento en la participación de las mujeres en el mercado, la cual actualmente se encuentra en torno al 48%, y una disminución en la brecha de los salarios entre hombres y mujeres.

Sin embargo, aún tenemos mucho camino por recorrer: de la región, somos uno de los países con la tasa de participación más baja y respecto a la OECD Chile es el sexto país con menor participación. De igual forma, la brecha salarial también es de las más altas de la región y la OECD. Ambos indicadores de los que no debemos sentirnos orgullosos y debemos trabajar juntos para disminuir.

¿Por qué es importante lograr una disminución en ambos aspectos, y lograr un mercado laboral más incluso y equitativo para hombres y mujeres? La respuesta es: mayor potencial de crecimiento económico. Para Chile, un país que se encuentra en el punto de dar un salto al desarrollo o quedarse en la "trampa de los países de ingreso medio", este tema puede aportar más de lo que se cree y no ha sido considerado con la seriedad que corresponde.

Actualmente, el país se encuentra en un momento en el cual la debilidad económica de los últimos años ha estado acompañada, entre otras cosas, con una caída en la productividad, lo cual ha disminuido de manera importante el PIB potencial del país; es decir, cuánto crece el país cuando todos los mercados se encuentran a plena capacidad, la tasa de desempleo está en su nivel natural, la inflación en su meta de largo plazo y la tasa de política monetaria en su nivel de largo plazo. Según el Banco Central, este indicador ha caído desde 5% en 2010, a algo más de 3% en 2016.

Para lograr impulsar nuevamente este indicador, uno de los puntos que se puede mejorar de manera significativa es a través de una mejora en la productividad, que según datos de CLAPES se encuentra en terreno negativo.

Hay muchas formas de aumentar la productividad, como disminuir la burocracia, mejorar la calidad de la educación, aumentar la capacitación de los trabajadores, etc.

Pero también se puede mejorar la productividad en el trabajo, con la incorporación de una mayor participación femenina y haciendo al mercado laboral más competitivo a través de una gama más amplia de profesionales y técnicos.

Además, los últimos datos de educación muestran que hay más mujeres que hombres estudiando una carrera profesional o técnica y, si eso se llegara a traspasar al mercado del trabajo, llevaría a una fuerza laboral más capacitada. A su vez, en una economía como la chilena, en donde se ha observado un envejecimiento de la población no acorde con un país en desarrollo, pueden mitigar el encogimiento de la fuerza laboral.

Por otro lado, también la brecha salarial entre hombres y mujeres en Chile es muy elevada, bordeando el 30%. Una situación que desalienta a muchas mujeres a entrar o volver al mercado laboral, luego de haber estado fuera una temporada. Esto también daña el ingreso de los hogares –ya sea de aquellos en los que hay dos fuentes de ingresos o en los que hay una–, disminuyendo el gasto y ahorro potencial de hogares, lo cual tiene un efecto directo positivo sobre el crecimiento económico y el ingreso per cápita del país.
Las economías que han logrado disminuir la brecha salarial, han aumentado el consumo de bienes, logrando tasas de crecimiento más sostenibles.

La igualdad en el mercado laboral es importante para el desarrollo económico y, a su vez, la participación económica de la mujer es parte de la ecuación de crecimiento, estabilidad y mejores oportunidades. Como dice el Fondo Monetario Internacional: when women do better, we all do better.

Lo más leído

DF Multimedia