×
Columnistas

Chile prohíbe la cúrcuma

Soledad Balmaceda Directora Ejecutiva ALIMSA

Por: Soledad Balmaceda | Publicado: Jueves 23 de mayo de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Soledad Balmaceda

La cúrcuma, una raíz utilizada durante miles de años como ingrediente en la preparación de alimentos, acaba de ser prohibida en Chile. Si usted ve que se vende cúrcuma en supermercados o ferias libres, debiera denunciarlo a las autoridades. Esa es la absurda consecuencia de una resolución reciente del Instituto de Salud Pública (ISP) que califica esta raíz como fármaco, debido a sus propiedades antiinflamatorias naturales, y que obliga a registrarla como remedio cuando su presentación es en cápsulas.

Imagen foto_00000001

Esta es la guinda de la torta en materia de regulación atrasada y arbitraria en la industria de los suplementos alimenticios, que está impidiendo su despegue en Chile. Otros productos chilenos que benefician al cuerpo y que tienen alta demanda en el exterior, como el maqui y el resveratrol (que se extrae del hollejo de la uva), también tienen vedado el acceso, porque una regulación anticuada los califica como fármacos.

Nuestro país vive la paradoja de ser gran productor mundial de maqui —un fruto endémico de Chile—, pero acá no se puede comercializar el extracto de esta baya del sur, la más rica en antioxidantes en todo el mundo. Y así, los chilenos se quedan fuera de una tendencia creciente en el mundo del consumo —libre, seguro e informado— de una amplia gama de suplementos alimenticios que contribuyen, junto a una dieta variada y saludable, al bienestar de las personas.

La prohibición no es directa. Lo que hace el ISP es argumentar que estos productos alimenticios tienen propiedades terapéuticas y curativas, por lo que deben ser registrados como fármacos. Y, para ello exigen estudios clínicos de tal magnitud, en tiempo y número de individuos, que el proceso se hace imposible. El resultado son prohibiciones de hecho sobre productos que han sido consumidos y utilizados por siglos en la alimentación humana.

En Estados Unidos, Europa, Japón, Australia y la mayoría de los países latinoamericanos el consumo de suplementos alimenticios es una tendencia creciente debido a los actuales ritmos de trabajo, estilos de vida y alta concentración de población urbana. En todos esos lugares se han actualizado las legislaciones, autorizando su venta a través del método más razonable de garantizar que los productos sean seguros para su consumo.

Expusimos esta situación ante una misión de la OCDE de visita en Chile cuyo objetivo es armonizar nuestra situación regulatoria con los países del grupo, explicando que los chilenos no pueden beneficiarse de una creciente cantidad de productos de uso común en todo el mundo y que acá no pueden venderse porque se les califica sistemáticamente de fármacos, excluyendo de nuestro mercado a cerca del 80% de los productos de este tipo.

La misión se sorprendió con lo relatado, especialmente tratándose de uno de los países más abiertos al mercado internacional. "Una manzana sigue siendo una manzana, ya sea que se venda en su forma natural o en cápsulas", sintetizó uno de los encargados. Nuestra lucha es para que las personas tengan acceso libre, informado y seguro a los suplementos alimenticios que ayudan a mejorar su bienestar.

Lo más leído