Cultura

Philippe Sands y su búsqueda de un jerarca nazi en Chile

El abogado inglés acaba de publicar Ruta de escape, novela que narra la historia familiar de Otto Wächter, alto funcionario nazi. Una línea de investigación que continuará en nuestro país. En noviembre, “si el Covid lo permite”, Sands viajará a Chile tras el rastro del espía y empresario germano, Walter Rauff, quien vivió en Punta Arenas.

Por: Sofía García-Huidobro | Publicado: Viernes 11 de junio de 2021 a las 12:00 hrs.
  • T+
  • T-
Philippe Sands, crédito Antonio Zazueta Olmos.
Philippe Sands, crédito Antonio Zazueta Olmos.

Compartir


Ratline es un término anglo que se utiliza para denominar la ruta de escape que utilizaron altos jerarcas nazi una vez concluida la Segunda Guerra Mundial. Es también el título del segundo libro del abogado y autor británico Philippe Sands, traducido como Ruta de escape (Anagrama, 2021), y de una exitosa serie de podcast que condujo en la BBC Radio y que alcanzó una audiencia de 7 millones de personas.

El primero fue Calle Este-Oeste (2016), fruto de una larga investigación que surgió luego de una visita de Sands a Lviv, Lvov o Lemberg, ciudad actualmente ucraniana que fue parte de Polonia, y que previamente perteneció al Imperio Austrohúngaro. De ahí eran Hersch Lauterpacht y Raphael Lemkin, dos abogados judíos pioneros del Derecho Penal Internacional. que acuñaron el concepto "crimen contra la humanidad" y participaron de los Juicios de Núremberg. El abuelo de Sands, en tanto, nacido en esta misma localidad, fue una de las víctimas del genocidio alemán.

Imagen foto_00000017

Ahí surge el punto de encuentro que Philippe Sands narrará en un artículo de prensa y que luego lo transformará en escritor. Su éxito como autor se suma a su reputación como especialista y profesor de Derecho Internacional en el University College de Londres.

También ha escrito ensayos como Lawless Word; sobre la ilegalidad de la guerra de Irak, y Torture Team; sobre el uso de la tortura. Como abogado ha participado de importantes juicios del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y la Corte Penal Internacional de La Haya; incluyendo los casos de Pinochet, la guerra de Yugoslavia y la invasión de Irak, entre otros. El jurista también es columnista y colaborador de medios como Financial Times, The Guardian, The New York Times, CNN y la BBC.

Hijos de nazis

Siguiendo la huella de estos personajes perseguidos por el nazismo en Lviv, Sands llegó a la figura de Hans Frank, conocido como "el carnicero polaco", y conoció a su hijo Niklas Frank, quien ha asumido y condenado públicamente el rol de su padre en el exterminio de miles de personas.

Luego de la publicación de Calle Este-Oeste, el autor decidió seguir la historia de Otto Wächter, connotado alto mando nazi de origen austríaco cuya trayectoria se cruzó con la de Frank. Su hijo, Horst Wächter, en un intento por eximir a su padre, o al menos separar sus funciones de oficial SS de las atrocidades cometidas en el holocausto, accedió a una serie de encuentros con Sands, que se sucedieron a lo largo de 4 años. Finalmente le facilita las cientos de cartas que se enviaron su padre y su madre, Charlotte.

Imagen foto_00000008
Una postal del álbum familiar de la familia Wächter: Otto, Charlotte, Horst y su hermana mayor.

Otto Wächter murió en Roma en 1949, supuestamente envenenado, mientras trataba de escapar a Sudamérica, particularmente a Argentina o Chile, así como hicieron otros nazis. Calle Este-Oeste y Ruta de escape son las dos primeras partes de una trilogía que completará la búsqueda de la historia del espía y empresario Walter Rauff, colega de Wächter, quien a diferencia suya logró huir de Europa y, finalmente, se dirigió a Chile. En concreto, en Tierra del Fuego.

"Se dice que Rauff trabajó con el régimen del general Pinochet, aunque la evidencia real y contundente no es tan fácil de encontrar", cuenta el abogado desde Londres. Su próximo libro, adelanta, contará una doble historia: la del proceso judicial del ex comandante en jefe en Gran Bretaña (en el cual él participó como representante del equipo jurídico inglés); y el de la época de Walter Rauff en nuestro país, y su posible relación con el gobierno de Pinochet en calidad de agente de inteligencia.

"Espero estar en Chile en noviembre, si las condiciones sanitarias lo permiten. Quiero abordar ambas historias con una mente abierta, para que los lectores puedan formarse sus propios puntos de vista", agrega el profesor de Derecho Internacional. No sería su primera vez en nuestro país.

A comienzos de octubre de 2019 estuvo en Santiago invitado por la Facultad de Derecho de la UDP para participar de la cátedra abierta en homenaje a Roberto Bolaño. En esa oportunidad aprovechó además de conocer el Museo de la Memoria y de visitar a amigos de su familia. Además, ha contado, durante su participación en la acusación contra Pinochet en Londres llegó a entablar cierta relación de amistad con un miembro de su contraparte; el abogado, excanciller, y recientemente fallecido, Miguel Schweitzer.

La compleja dualidad del ser

-Después de todo este tiempo de investigación, ¿consiguió comprender cómo es una familia nazi?
-Habiendo pasado 5 ó 6 años inmerso en las cartas y diarios de Charlottte y Otto Wächter, siento que conozco esta pareja que ocupó altas esferas de la vida nazi desde 1938 hasta 1945. He comprendido su profundo compromiso con la ideología del nazismo: sus acciones estaban motivadas por la creencia de que ciertas vidas humanas no tenían valor. Este fue el abrazo total del nacionalismo, el racismo y el asesinato. Sin embargo, también es evidente que como pareja fueron capaces de generar amor. Eso hace que su relación sea tan compleja: no es solo blanco o negro, hay matices. Y es lo que lo hace tan espantoso.

Imagen foto_00000006
Retratos de Otto Wachter. Gentileza de Philippe Sands.

-¿Cómo puede Otto haber participado de un genocidio y ser un buen padre?
-No describiría a Charlotte ni a Otto como monstruos, aunque ciertamente hicieron cosas monstruosas. Otto fue capaz de amar y asesinar en masa. ¿Cómo son capaces los seres humanos inteligentes, educados y cultos de tales acciones? Ésta es la gran pregunta, aunque no es exclusiva de la Alemania nazi. Creo que Horst es astuto al negar lo que hizo su padre y lo que apoyó su madre. He llegado a comprender que esto es, para él, una cuestión de supervivencia. ¿Cómo ser hijo de un asesino en masa? Horst no es responsable de los actos de su padre, pero sí de involucrarse con sus consecuencias de una manera justa y honesta.

Su amigo John le Carré

El vecino de Philippe Sands se llamaba David Cornwell, tenía 89 años y murió el 12 de diciembre de 2020. Se trataría de un suceso privado si su pseudónimo de escritor no fuese John le Carré. El abogado conoció al famoso autor de novelas de espías en un pequeño pub de barrio en Hamstead, al norte de Londres. Ese primer encuentro se transformó en una importante amistad basada en su mutuo interés por entender la motivación tras el actuar de las personas, ya fuese desde el derecho o en su dimensión moral.

Así lo contó el propio Sands en una columna titulada "John le Carré: Writer, Spy, Neighbor, Friend" y publicada el pasado 15 de diciembre en el New York Times. Durante años se leyeron y comentaron mutuamente sus manuscritos, y en su última novela, Agent Running In The Field (2019), Cornwell incluyó a su vecino en sus agradecimientos: "Quisiera dar las gracias especialmente a Philippe Sands, que me guió con el ojo de un abogado y la comprensión de un escritor".

Imagen foto_00000015
Philippe Sands y David Cornwell (alias John le Carré), en Hay Festival Digital Querétaro 2020.

 

Comentarios

Para comentar debes ingresar a DF.cl

Recuerda siempre respetar nuestras políticas de comentarios

¿No te has registrado aún en DF? Conoce todos los beneficios de estar registrado o crea una cuenta ahora

Lo más leído

DF Multimedia