×
Cartas

Acusación de doble filo

  • T+
  • T-

Señora Directora:

El copamiento preventivo de la Plaza Baquedano fue una estrategia sin buenos resultados para el orden público. Sin embargo, el fracaso de tal estrategia difícilmente constituye un ilícito constitucional, que es lo que se le imputa al Intendente Guevara. Debemos, por tanto, detenernos ante la naturaleza política de este acto, a fin de comprenderlo plenamente.

La presentación del libelo parece responder a causas más estratégicas que de fondo. Todo indica que la oposición busca recuperar la cohesión perdida a través de tales instrumentos. Es un arma de doble filo: puede redituar en lo inmediato, pero transmite a esa coalición una unidad que parece ser más bien ilusoria. Por lo demás, una clase política enfrascada en peleas pequeñas y ramplonas por cada particularidad en la que discrepa no da ninguna esperanza para los debates que vienen.

De ahí que contribuya poco a salvar las profundas grietas que cruzan a la centroizquierda chilena. Si lo que queda de la Nueva Mayoría no es capaz de mirar sus legítimas –y serias– divergencias y construir caminos sustantivos para operar con ellas, es probable que este momento sea solo un espejismo en medio de una dura travesía por el desierto.

Rodrigo Pérez de Arce
Instituto de Estudios de la Sociedad

Lo más leído