Cartas

La relación entre barricadas y smog

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

Producto de la fuerte disminución del funcionamiento del Transporte e Industria durante las cuarentenas, sumado a un mes de junio lluvioso, la Región Metropolitana de Santiago ha gozado de la mejor Calidad del Aire desde que se tiene registro.

Hasta el 14 de julio se registraban solamente ocho Alertas Ambientales constatadas, por sobre las 16 Alertas y siete Preemergencias del año 2019 a la misma fecha. Y en comparación con años anteriores la diferencia es aún mayor.

Sin embargo, la misma noche del 14 de julio y madrugada del 15 se marcó una diferencia: una vez iniciado el toque de queda -en el que durante todo el invierno las concentraciones de Material Particulado comenzaban inmediatamente a descender por la baja de actividad en la ciudad-, se produjo un explosivo e inusual aumento en las concentraciones de contaminantes, especialmente en el sector poniente de la capital. Las cerca de 30 barricadas de combustión directa, quema de buses y otros elementos incendiados elevaron las concentraciones a niveles no detectados en todo este invierno y en muchos años, llegando la mañana del 15 de julio a estar al borde de una Emergencia Ambiental.

Desde la perspectiva de Calidad del Aire fue la tormenta perfecta: exceso de emisiones y la peor ventilación posible por las condiciones metereológicas naturales del invierno.

En resumen, esto nos hace reflexionar de que no solo podemos hacer un llamado a la población a respetar las medidas vigentes durante los Episodios Críticos de Contaminación, sino también a que comprendan que todas las acciones de los ciudadanos tienen una incidencia muy relevante en la Calidad del Aire de nuestra región, en este caso, las numerosas quemas que se registraron la noche del martes.

Diego Riveaux Marcet

Seremi del Medio Ambiente RM

Lo más leído

DF Multimedia