Columnistas

Equidad de género, tarea prioritaria en la recuperación económica

Paula Estévez gerenta general de AmCham Chile

Por: Paula Estévez | Publicado: Martes 9 de marzo de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Paula Estévez

El último año, hemos visto cómo diferentes mujeres han asumido importantes roles de liderazgo. Algunas de ellas han quedado en la historia como las primeras en tomar cargos que antes sólo habían sido ocupados por hombres; otras han sido reconocidas por su capacidad de gestión durante la pandemia del Covid-19. Esto representa una gran noticia cuando los espacios para avanzar en equidad de género siguen siendo aún inmensos.

Imagen foto_00000002

Ejemplos de esta mayor influencia femenina en los liderazgos hay muchos. Dinamarca, Islandia, Finlandia, Alemania, Noruega, Taiwán y Nueva Zelanda, todos países encabezados por mujeres. En Estados Unidos, acaban de asumir 12 mujeres en el gabinete de la administración de Joe Biden, destacándose a Kamala Harris como la primera Vicepresidenta y a Janet Yellen como la primera Secretaria del Tesoro de ese país.

Y en la esfera de las organizaciones internacionales, figura el nombramiento de la nigeriana Ngozi Okonjo - Iweala como directora de la Organización Mundial del Comercio.

Sin embargo, no todo es positivo. Pese a estos casos de liderazgo femenino, lo cierto es que la pandemia ha perjudicado la participación de las mujeres en la economía, tanto chilena como mundial, siendo uno de los grupos sociales que ha percibido los mayores efectos negativos.

De acuerdo a un reciente estudio realizado por Accenture y el W20 a nivel global, los ingresos de las mujeres han disminuido un 16,5% en promedio durante la pandemia, casi dos tercios más de lo que han bajado los de los hombres. El mismo estudio concluye que el Covid-19 y su efecto en la economía ha aumentado en 51 años el tiempo que tomaría alcanzar la igualdad de género.

Respecto a Chile, el INE ha informado que la participación laboral de la mujer alcanza un 45,3%, una relevante caída en relación a los niveles sobre 50% registrados antes de la pandemia.

Dado este escenario, hoy es primordial potenciar una agenda de políticas públicas que permita recuperar el espacio perdido por la crisis sanitaria y fomente una mayor participación de la mujer en el mundo laboral. Asimismo, es prioritario que desde el mundo privado avancemos en acciones y medidas que nos permitan ir acortando esta brecha.

Esto es mucho más que un tema de justicia de género. Afortunadamente ya está demostrado que una mayor presencia de las mujeres en el mundo laboral, especialmente en los puestos de liderazgo, cataliza un crecimiento económico más acelerado, inclusivo y diverso. De acuerdo a un análisis de McKinsey & Company, las empresas con mayor participación de mujeres en puestos de alta responsabilidad tienen un 47% de mayor retorno del capital.

En esa línea, desde AmCham impulsamos una nueva forma hacer empresa y de generar crecimiento económico, promoviendo la inclusión, además de la sostenibilidad. Por lo mismo, estamos orgullosos de contar con un directorio paritario y una organización cuya riqueza se basa precisamente en la diversidad.

Esto cobra aún más sentido en el contexto actual, donde necesitamos de todos los talentos y capacidades disponibles para contribuir de manera significativa a la recuperación económica y al desarrollo integral del país, generando un precedente para que cada vez más empresas, gremios y organizaciones también avancen en la misma dirección.

Lo más leído

DF Multimedia