Fernando Barros

Elección informada

Fernando Barros Tocornal Abogado. Consejero de SOFOFA

Por: Fernando Barros | Publicado: Viernes 4 de junio de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Fernando Barros

Fernando Barros

Los resultados de las recientes elecciones han dado que hablar, principalmente por la conformación de la Convención Constituyente, con predominio de la izquierda dura e independientes de posiciones contrarias al modelo económico de desarrollo. Esto coincide con el ascenso de la candidatura presidencial de Daniel Jadue, del Partido Comunista.

Imagen foto_00000001

Los convencionales y el candidato presidencial anuncian la refundación de la estructura social y económica del país, con cuestionamiento al régimen de propiedad de la tierra y recursos naturales, la actividad minera privada, la gestión de las aguas por una suerte de JAP hídricas y la consagración de infinitos derechos para los ciudadanos y su judicialización, con incrementos sustanciales de la carga tributaria a empresas, personas, herencias y a los ahorros y patrimonio ya tributado. Se plantean otras iniciativas que auguran que los individuos quedaremos sometidos, en nuestros derechos y libertades fundamentales, al poder discrecional de un Estado todopoderoso, que ya no existirá para satisfacer las necesidades de los chilenos y generar las condiciones para emprender y generar riqueza, sino que para controlar nuestras acciones más básicas y esenciales.

Frente a la natural inquietud que genera en los agentes económicos el potencial cambio sustancial del orden institucional, junto al creciente descontrol en el orden público, las tomas de tierras y acciones violentistas y la extensión del narcotráfico y sus redes en el país, se está dando un freno en el proceso de inversión nacional y un incremento de decisiones que buscan la protección de los patrimonios amenazados, buscando jurisdicciones seguras y receptivas de la actividad empresarial. Ningún chileno quiere ver a su país afectado por esta migración de capitales, pero las señales que se dan impulsan a esta lamentable realidad.

No se trata de campañas del terror. Basta recordar la nefasta experiencia del gobierno Bachelet II, que con un mensaje rupturista y políticas tributarias que asfixiaron -y atemorizaron- a la empresa nacional, generó un clima de desconfianza que hizo caer la inversión al nivel más bajo desde la UP y dio lugar a la caída abrupta de la actividad económica a menos de un tercio de la tasa de crecimiento del gobierno anterior.

Los actores económicos requieren de confianza en la estabilidad y mantención de las reglas del juego y para ello es esencial el pronunciamiento claro y franco en relación a los aspectos claves del desarrollo futuro, por parte de quienes aspiran ser electos para desempeñar posiciones de liderazgo.

En ese sentido, la próxima segunda vuelta en la elección de Gobernador Regional de Santiago, que enfrenta a Claudio Orrego (DC) con Karina Oliva (FA), podría presentar cierta similitud con uno de los panoramas probables de la segunda vuelta presidencial de noviembre próximo, que enfrente a Joaquín Lavín con Daniel Jadue, escenario ante el cual el ex ministro Eyzaguirre se manifestó por este último, Genaro Arriagada optó por una confusa indefinición evocando, quizás, reeditar el pacto de garantías constitucionales, mientras que el senador Insulza manifestó de manera valiente sus dudas sobre los pergaminos democráticos de Jadue.

La ciudadanía de Santiago está llamada a votar en la elección de su gobernador regional y resultaría relevante para adoptar una decisión informada para concurrir a votar y cómo hacerlo, que el candidato Claudio Orrego se defina frente a la encrucijada electoral señalada, ya que para muchos será determinante saber claramente y con antelación si la persona que pide el voto para Gobernador Regional de Santiago llamará -o no- unos meses después a votar por el candidato del PC.

Lo más leído

DF Multimedia