Plazos y prioridades para la reconstrucción

  • T+
  • T-

Compartir

El coordinador nacional para la reconstrucción que ha designado el gobierno para dar un cauce más organizado y eficaz al proceso de construcción de viviendas y normalización de la actividad productiva en las zonas devastadas por los incendios ha entregado los primeros lineamientos de la labor que realizará y que, según se ha anticipado, muy probablemente se extenderá hasta el final de esta administración.

El balance entregado por el además subsecretario de Obras Públicas, Sergio Galilea, incluye hasta ahora unas ocho mil familias y más de 1.600 viviendas afectadas en las regiones de O’Higgins y Maule, las más perjudicadas por la tragedia y las que, desgraciadamente, en muchas de sus localidades también sufrieron los embates del terremoto de 2010.

Los esfuerzos de la autoridad han estado orientados a dar respuesta a la emergencia, pero ahora se inicia un período en el que también se debe dar rápida solución a una reconstrucción que exige una gestión eficiente de recursos técnicos y económicos. La administración estatal debería tener presente la experiencia del 27/F para aplicar las correcciones que sean pertinentes, de modo de avanzar rápido, como exige el alto costo humano que implican las soluciones provisorias, y con el mayor nivel de excelencia posible.

Expertos en diversos ámbitos han propuesto algunas medidas, las que deberían ser atendidas y evaluadas. Una de ellas es dar atribuciones a entidades intermedias, como algunas superintendencias, de modo de acelerar la entrega de permisos claves para regularizar servicios básicos. También, considerar en los planes aspectos a veces subestimados por la urgencia, como la provisión de espacio público de calidad.

Lo más leído