Actualidad

Nueva norma restaría competitividad a las fundiciones

La regulación tendría un plazo corto para su cumplimiento y “podría significar imponer medidas excesivamente restrictivas”.

Por: | Publicado: Jueves 20 de septiembre de 2012 a las 05:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Según un informe elaborado por el centro de estudios Libertad y Desarrollo (LyD), la nueva normativa, que está en consulta pública hasta el 2 de octubre, con respecto a las emisiones de fundiciones de la minería del cobre que está elaborando el ministerio de Medio Ambiente, sería “excesivamente restrictiva”.

En Chile existen siete fundiciones del cobre, cuatro son propiedad de Codelco (Chuquicamata, Potrerillos, Ventanas y Caletones) y una de Enami, Xstrata y Anglo American, respectivamente.

Las actividades de fundición generan emisiones de contaminantes e incluyen arsénico (As), azufre (SO2), material particulado (MP), mercurio (Hg), plomo (Pb) y cadmio (Cd), entre otros.

El anteproyecto de norma establece exigencias diferenciadas para fuentes existentes y fuentes nuevas. En el caso de las existentes, se impone un límite máximo de emisiones de SO2 y As (en toneladas por año) en función de un 95% de captura y fijación, y se establece un plazo máximo de 5 años para su cumplimiento. Se calcula que con la norma de 95% de captura, la reducción de emisiones de SO2 alcanzaría un 53%, y la de As un 37%. En el caso de las fuentes nuevas, se establece un límite de emisiones más exigente, equivalente a 98% de captura para el SO2 y de 99,976% en el caso de las emisiones de As.

LyD indica que “es fundamental que la aplicación de la norma no constituya una medida abrumadora que termine por amenazar la continuidad de las actividades de fundición o que eleve a tal punto los costos que derive en la pérdida de la competitividad de la minería del cobre”.

Otros de los puntos que critican es la imposición de un nivel de captura de As equivalente al 99,976%, cifra que sería inalcanzable por cualquier tecnología mundial; y además, indican que el plazo de 5 años sería muy acotado para incluir las tecnologías requeridas.

Complicaciones para Codelco y Enami


El análisis de LyD indica que la norma será más severa para algunas fundiciones. Por ejemplo, Chuquicamata, Caletones, Altonorte y Potrerillos concentran el 87% de las emisiones de SO2 de las fundiciones. Ello revela que buena parte de los costos de adaptación a la nueva norma deberán ser asumidos por Codelco.

La estatal tiene un modelo de negocios concentrado mayoritariamente en la producción de cátodos, de modo que el mayor costo del proceso de fundición tiene un efecto proporcionalmente mayor en su cartera de productos. Compleja también sería para la fundición Paipote, de propiedad de Enami, que procesa concentrado de la pequeña y mediana minería. Es previsible que los márgenes en este caso sean estrechos o nulos, de modo que un alza importante de costos para cumplir con la norma podría afectar a un número importantes de productores.

Lo más leído