Mercados

Divisiones financieras de automotrices registran diferencias de 39% en créditos

Aunque la oferta de crédito directo en financieras es variada, otra opción son los préstamos bancarios para comprar al contado.

Por: | Publicado: Lunes 4 de abril de 2011 a las 05:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

María Ignacia Méndez


Cotizar, cotizar, cotizar. Esa pareciera ser la máxima a aplicar cuando los consumidores buscan financiamiento para adquirir bienes. Y lo que es aplicable a los créditos hipotecarios y de consumo, es perfectamente homologable a la solicitud de un crédito automotriz. 
Es que cotizando se revelan diferencias relevantes entre financieras automotrices respecto de las cuotas a pagar y el monto total al final del contrato cuando se busca financiamiento para adquirir un automóvil. 
Hay que considerar que la tasa que las divisiones financieras de las firmas automotrices ofrecen, según la propia industria, llega a un rango de 1,8% a 1,9%; mientras que en la banca un crédito de consumo que puede emplearse para el mismo fin oscila entre 1,2% y 1,3%.

Así, al cotizar en las divisiones financieras de las automotrices un vehículo de $ 7.990.000 con un pie de $ 2.000.000 a 36 cuotas, se encontraron diferencias de hasta 39,6% entre la cuota máxima y mínima a pagar por el cliente. 
Si se cotiza un automóvil de $ 9.990.000 en iguales condiciones, la diferencia entre las cuotas máximas y mínimas se reduce, llegando al 14,6%.

Al evaluar lo que el cliente terminaría pagando finalmente, se constata que en la financiera más cara dentro de las cotizadas –Masfin- por un auto de $ 7.990.000 el cliente habría pagado un total de $ 11.749.788 sumando las 36 cuotas, casi el doble del valor efectivo del vehículo.



Oferta de la banca


Una alternativa de amplio uso es acudir a la banca a solicitar un crédito de consumo a una tasa más conveniente, para luego con el dinero en mano adquirir el automóvil e incluso solicitar la posiblidad de un descuento por pago en efectivo. 
En el caso de Banco Santander, la cuota de crédito de consumo por el monto total de los dos vehículos cotizados resulta más barata que el crédito de las financieras consultadas. Si se trata del vehículo de $ 7.990.000, quien lo financie con el crédito de consumo de Santander terminará pagando $ 8.416.116 al cumplir las 36 cuotas pactadas.



Buenas expectativas


El mercado ve un escenario positivo para la venta de vehículos. “Cuando ve que la economía está bien y que se vienen buenas perspectivas, la gente se endeuda y eso hace aumentar las ventas de autos, que es lo que pasó en 2010 después que el mercado se recuperó de la crisis”, dijo el gerente general de Crediautos, Andrés Mardones.

Esto no significa que no existan nubes en el horizonte. De hecho, el ejecutivo explicó que “el mercado estaba muy bien hasta los conflictos en Medio Oriente por el petróleo, además de lo sucedido en Japón. Hay que ver cómo eso afecta para delante”.

Lo más leído