Internacional

Microsoft no convence con compra de Nokia para competir en mercado de smartphones

El CEO saliente, Steve Ballmer, busca transformar a la firma en una compañía de dispositivos móviles y servicios como Apple.

Por: Por María Ignacia Alvear C. | Publicado: Miércoles 4 de septiembre de 2013 a las 05:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir


Steve Ballmer quiso marcar su salida de la dirección de Microsoft con un gran anuncio: la firma tecnológica estadounidense alcanzó un acuerdo para adquirir el negocio de móviles de Nokia por 5.440 millones de euros (US$ 7.200 millones) en su intento por transformar a Microsoft en una compañía de dispositivos móviles y servicios como Apple.

Sin embargo, el mercado no reaccionó positivamente. Los papeles de la firma cayeron hasta 6% durante la jornada de ayer (cerraron con un descenso de 4,55%) lo que borró más de 
US$ 15.000 millones de la capitalización bursátil de la compañía, en medio de las protestas de los inversionistas por la adquisición de una empresa marginalizada y de bajo desempeño que perdió más de 
US$ 4.000 millones de 2012.

Además, los accionistas han instado a que Ballmer se apegue a las fortalezas del negocio de software y servicios, ya que aún tiene importantes ingresos por el sistema operativo Windows, el paquete Office y de la consola de juegos Xbox.

La administradora de fondos ValueAct Capital Management, a la que se le ha ofrecido un asiento en el directorio, está entre los preocupados con el liderazgo de Ballmer y sus intentos de invertir en el muy competitivo mercado de los aparatos móviles.

“Es probable que no sea bien recibido sumar a la estructura de costo cuando los accionistas pueden estar buscando acciones en otra dirección”, comentó a Reuters el analista de Nomura, Rick Sherlund. “Quizás recomprar títulos y subir el dividendo sería una buena idea ahora”, acotó.

Por otro lado, tras el anuncio de compra, la acción de Nokia saltó hasta 48% durante el día (cerró con un alza de 34%), aunque los papeles de la firma habían perdido más de 80% en los últimos cinco años hasta el lunes. La valoración de la compañía es de cercana a US$ 19.000 millones, un precio muy lejano al de sus días de gloria, cuando superó los US$ 200.000 millones.

“La pregunta que surge es si combinando a dos compañías débiles resultará a un nuevo competidor fuerte; es difícil. Nokia y Microsoft realmente perdieron el avión en términos de smartphones, y es extremadamente difícil recuperarse de eso”, comentó a Bloomberg el consultor de telecomunicaciones, Paul Budde.

Orgullo nacional

Stephen Elop, ex CEO de Nokia, estará a cargo de una expandida unidad de dispositivos en Microsoft, aunque se especula que podría reemplazar a Ballmer como CEO. El regreso de Elop después de tres años ha hecho que los medios lo llamen un “caballo de Troya”. Para muchos finlandeses, el hecho de que un ex ejecutivo de Microsoft haya llegado a Nokia, apostado el futuro de la firma en una alianza con Microsoft, despedido a cerca de 40.000 empleados a nivel mundial, y luego se la entregue en las manos a Microsoft es algo que hiere el orgullo nacional.

“Así que este es el resultado: todo el negocio por 5.000 millones de euros. Eso es nada en comparación con su historia”, señaló a Reuters el portfolio manager de Danske Capital, Juha Varis.

Alexander Stubb, ministro de Comercio Exterior y Asuntos Europeos, dijo: “muchos finlandeses, incluyéndome, crecimos con teléfonos Nokia. Muchas primeras reacciones serán emocionales”.
Imagen foto_00000001

Lo más leído